Síntomas que indican que la batería de tu iPhone está empezando a fallar

Las baterías de cualquier dispositivo electrónico, tarde o temprano, fallan. Lo harán las utilices o no, y generalmente más rápido si les das un diario, como ocurre con cualquier Smartphone. Esto es así porque la tecnología de batería de iones de litio, que son las que habitualmente se utilizan en smartphones, tabletas y ordenadores, tienen una vida de utilización que se suele contar con el número de ciclos de carga y descarga que sufran.
Por supuesto, también hay muchos otros factores que influyen en la vida de una batería, como la temperatura a la que se utilizan o los cambios bruscos de la misma, si sufren algún daño físico, si se mojan… es algo bastante obvio. En este artículo vamos a hablar de los síntomas que una batería de iPhone muestra cuando les llega la hora de ser cambiadas.
    El primer síntoma de una batería que tiene ya un elevado número de cargas y descargas, es la duración de la misma. Generalmente, las baterías de iPhone vienen preparadas para poderse cargar y descargar unas 1000 veces, pero no es un número exacto. Hay baterías que perderán capacidad antes de las 1000 cargas y descargas, otras aguantarán mejor hasta las 1200 descargas… depende mucho de la suerte que te haya tocado con la tuya. En cualquier caso, sobre la frontera de las 1000 descargas, una batería podría perder casi un cuarto de su capacidad total. A pesar de eso, siguen funcionando bastante bien con la mayoría de su capacidad de carga después de esa primera frontera de las 1000 cargas y descargas, a no ser que tengan el siguiente problema;
    Celdas comunicadas. Una batería, en su interior, tiene una serie de celdas o vasos, y de hecho es por eso que se llama batería; Estas celdas se colocaban en disposición de batería, adosadas lateralmente, o apiladas (de ahí el término pila). Estos compartimientos se pueden comunicar si pierden su estructura original, algo que suele ocurrir con el uso tarde o temprano. Si esto ocurre, se echan a perder, y la batería pierde capacidad de carga bruscamente. Es lo que ocurre cuando el iPhone indica una carga del 20%, y de repente se apaga. Podemos volver a encenderlo, pero probablemente se apague muy pronto de nuevo, o quizás el indicador de carga pase del 20% al 5% bruscamente.
    Desastre total. Por alguna razón, o por la suma de las razones anteriores, la batería pierde casi toda su capacidad y sólo aguanta unos pocos minutos alimentando la máquina, o directamente no la puede encender. Esto es lo que ocurre tarde o temprano con la mayoría de baterías, y el paso de los años.
Si sufres alguno de los tres síntomas que hemos indicado, lo único que puedes hacer para solucionar el problema sin comprarte un iPhone nuevo es cambiar la batería.

Entradas más populares de este blog

Lista de dispositivos que aceptaran iOS 11

Apple publica un vídeo mostrando todos los nuevos gestos del iPhone X